Tag Archives: Latinoamérica

Oxfam hace un diagnóstico de la situación socioeconómica latinoamericana;dice América Latina es la región más desigual del mundo.

15 Oct

En un informe habla de “Secuestro de la Democracia”

Cuestiona la desigualdad, los privilegios y el enfoque de la pobreza frente a la riqueza de las minorías latinoamericanas

Un informe preparado para Oxfam, revela situaciones de desigualdad y pobreza poco conocidas; pero al mismo tiempo cuestiona el ejercicio de la política y plantea que la “democracia está secuestrada” para beneficio de las castas y minorías enriquecidas.
El trabajo de investigación titulado: “Privilegios que niegan derechos”.DESIGUALDAD EXTREMA Y SECUESTRO DE LA DEMOCRACIA EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE.

NORA LUSTIG

NORA LUSTIG

El informe es de la autoría de NORA LUSTIG Profesora de Economía Latinoamericana y
Directora del Instituto Compromiso con la Equidad Tulane University Nueva Orleans, Estados Unidos.

El trabajo de investigación , ha sido escrito y dirigido por Rosa Cañete Alonso, economista y Coordinadora de la Campaña , IGUALES en América Latina y el Caribe de OXFAM. Con secciones y contribuciones de Déborah Itriago, Wilson Jimenez, Armando Mendoza, Gianandrea Nelli Feroci, Verónica Paz, Ernesto Pérez de Rada y Susana Ruiz.
Revisado por Simon Ticehurst, Susana Ruiz, Gianandrea Nelli Feroci, Déborah Itriago y Damaris Ruiz muchos colegas de Oxfam que agregaron comentarios y contribuciones.

APUNTES CLAVES

-En Oxfam hemos calculado que si entre 2011 y 2019 la desigualdad en la región
fuera reducida en cinco puntos, unos 17,4 millones de personas podrían salir de la pobreza. Y al contrario: un aumento de cinco puntos podría dar lugar a unos 18 millones
de nuevos pobres

-Aunque de manera insuficiente, en diez años la pobreza en ALC descendió de manera ostensible: si en 2002 el 44% de la población de la región era pobre, en 2012 lo era el 28%; una disminución de cerca de 61 millones de personas. En el mismo periodo, la desigualdad en el ingreso per cápita también se redujo, pero sigue siendo la más alta del mundo.
La desigualdad amenaza la reducción de la pobreza y no sólo es lesiva para las personas más pobres; también lo es para el conjunto de la sociedad.

-Del año 2002 al 2015, la fortuna de los milmillonarios de América Latina y el Caribe
se incrementó al ritmo de un 21% promedio anual, un crecimiento seis veces superior
al del PIB de la región completa -que fue de un 3.5% anual- y un 6% más alto que
el crecimiento de la riqueza del resto del mundo. Es decir: una gran parte del crecimiento económico está siendo capturado por los más ricos, lo que ahonda dramáticamente las brechas de desigualdad.

-Según el Reporte de Ultra Riqueza 2014, los multimillonarios latinocaribeños -personas con un patrimonio neto superior a 30 millones de dólares o más- suman ya 14,805 personas. Su riqueza es equivalente al dinero necesario para eliminar la pobreza monetaria extrema de Brasil, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Perú. En Bolivia la riqueza de las 245 personas multimillonarias es equivalente a 21 veces el gasto público en salud del país, mientras que en Nicaragua, la riqueza de los 245 multimillonarios equivale a 76 veces el gasto público
en educación.

-Existen más mujeres pobres que hombres pobres. Y sí, hay algunos avances,
por ejemplo, el porcentaje de mujeres sin ingresos propios en la región bajó de 42%
en 2002 a 32% en 2011. pero son logros frágiles e insuficientes y las brechas son
aún intolerables.

-La región no aprovechó su “década dorada” para invertir en cambios estructurales.
Durante la bonanza se lograron avances sociales pero aún permanecen retos
importantes, que se deberán afrontar -y serán aún mayores- en un momento de
crecimiento económico casi nulo, donde la desigualdad puede ser un freno para el
desarrollo y la garantía de derechos.

-Cuando hablamos del secuestro de la democracia nos referimos a un proceso en el
cual una élite política o económica coopta
las instituciones democráticas para inducir
la generación de políticas disfuncionales
que le permitan mantener su posición privilegiada en la sociedad. Este secuestro supone la perpetua acumulación de riqueza, ingresos y poder en manos de las élites y la
utilización del Estado para el beneficio de unos pocos. El secuestro de la democracia
es, en definitiva, la pérdida de la calidad de la democracia.Oxfam,_Friedrichstraße_25,_Düsseldorf

Puede ver todos los detalles aquí: <a href="file:///C:/Users/Invitado/Desktop/cr-privileges-deny-rights-inequality-lac-300915-es.pdf”>/Users/Invitado/Desktop/cr-privileges-deny-rights-inequality-lac-300915-es.pdf” target=”_blank”>file:///C:/Users/Invitado/Desktop/cr-privileges-deny-rights-inequality-lac-300915-es.pdf

Violencia a la mujer Las Américas: En un 38% de los casos de mujeres asesinadas en la región, el perpetrador fue la pareja o una ex pareja

2 Oct

Autoridades de la salud de las Américas acuerdan nuevas medidas para enfrentar la epidemia de violencia contra la mujer

Una de cada tres mujeres en la región ha experimentado violencia física infligida por el compañero íntimo o de violencia sexual perpetrada por algún agresor distinto de su pareja en algún momento de su vida.

Violencia a la mujer un tema de Salud para OMS/OPS

Violencia a la mujer un tema de Salud para OMS/OPS

Washington, D.C., 2 de octubre de 2015 (OPS/OMS) – La violencia contra la mujer es una grave violación a los derechos humanos y un problema de salud pública en todos los países a lo largo de las Américas, que tiene repercusiones significativas, no sólo con respecto a la salud, sino también sociales y económicas para las mujeres, los niños, las familias, las comunidades y las economías nacionales.

Para abordar este problema, las autoridades de la salud reunidos esta semana en la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), se comprometieron a mejorar la capacidad de los sistemas de salud para prevenir y responder ante la violencia contra la mujer.

“En todo el mundo, al igual que en nuestra región, la violencia contra la mujer tiene proporciones epidémicas debido a su alcance y su impacto”, dijo Cuauhtémoc Ruiz, director interino del Departamento de Familia, Género y Curso de Vida, de la OPS. “Es un problema de salud pública que exige una respuesta firme de los sistemas de salud. Tenemos que trabajar más duro para preparar a los proveedores de salud para atender a las mujeres afectadas por la violencia, y necesitamos acelerar la investigación para determinar cuál es la mejor manera de prevenir la violencia contra la mujer”.

En las Américas, una de cada tres mujeres en algún momento de la vida ha experimentado violencia infligida por el compañero íntimo o violencia sexual por una persona diferente de la pareja. En un 38% de los casos de mujeres asesinadas en la región, el perpetrador fue la pareja o una ex pareja.

Las formas de violencia contra la mujer van desde la violación, la agresión física y el asesinato, hasta el acoso sexual en las escuelas y en el lugar de trabajo, así como el maltrato verbal y emocional. Además de las lesiones físicas y la muerte, esa violencia puede conducir al suicidio, a la propagación de las enfermedades de transmisión sexual, incluso de la infección por el VIH/sida, a embarazos no deseados, a trastornos de estrés postraumático, a la depresión y la ansiedad, entre otras consecuencias.

En algunos entornos, las mujeres pertenecientes a grupos étnicos minoritarios pueden encontrarse expuestas a mayores riesgos de sufrir violencia que otras. En un análisis de datos recabados en Bolivia, se determinó que existía un riesgo doble de sufrir violencia infligida por el compañero íntimo entre las mujeres que en el hogar hablaban un idioma diferente del español. En Ecuador, las mujeres que se autoidentificaron como indígenas notificaron niveles más altos de violencia perpetrada por la pareja que las mujeres que se identificaron como mestizas o blancas. En Canadá, la probabilidad de que las mujeres indígenas sufran violencia es casi tres veces mayor que entre las mujeres de la población general.

La violencia contra la mujer también tiene costos económicos. Estos incluyen costos directos para los servicios de salud, los servicios sociales, la justicia penal y los sistemas de tribunales de familia, así como costos indirectos para las sobrevivientes, las familias, los empleadores y la sociedad en general, debido a la pérdida de productividad y las consecuencias psicosociales negativas para las mujeres y sus hijos. En un análisis amplio efectuado en Canadá se calculó que el impacto económico anual de la violencia conyugal, incluidos los costos directos e indirectos, ascendía a 7.400 millones de dólares canadienses. Un análisis del Banco Mundial concluyó que la violencia de pareja le cuesta a Perú 3,7% de su producto interno bruto (PIB), debido en gran parte a los días de trabajo perdidos.

La violencia contra la mujer tiene graves consecuencias negativas para los niños. La evidencia indica que las repercusiones sociales y de salud a largo plazo derivadas de la exposición en la niñez a la violencia de pareja son similares a las ocasionadas por el maltrato físico y emocional o el descuido del menor. En los hogares afectados por la violencia contra la mujer perpetrada por la pareja, los niños tienen también mayores probabilidades de sufrir castigos físicos.

Pero los sistemas de salud pueden desempeñar una función esencial en la prevención y en la respuesta a la violencia contra la mujer.

“Sabemos que es más probable que las mujeres que experimentan violencia busquen a los servicios de salud por consecuencias como un embarazo no deseado, infecciones de transmisión sexual, depresión y ansiedad, pero no necesariamente le dicen a su proveedor de salud que han experimentado violencia”, explicó Alessandra Guedes, asesora regional sobre Violencia Familiar de la OPS/OMS. “El desafío para los servicios de salud es identificar a las mujeres que han experimentado violencia para brindar el cuidado inmediato y para darles apoyo, en áreas que incluyen servicios legales y sociales”, explicó.

Las investigaciones en salud pública también han empezado a identificar estrategias de prevención prometedoras, como luchar contra las normas que perpetúan la desigualdad en materia de género y toleran ese tipo de violencia, invertir en el empoderamiento político y económico de las mujeres, prevenir el maltrato de menores, tanto contra los niños como las niñas, y reducir el consumo nocivo de alcohol.

En el plan adoptado por las autoridades de salud, se propone:

fortalecer los compromisos políticos y financieros para abordar la violencia contra la mujer en los sistemas de salud;
fortalecer la capacidad de los sistemas de salud para prestar atención y apoyo eficaces a las mujeres que son víctimas de violencia, y
fortalecer la función de los sistemas de salud en la prevención de la violencia contra la mujer;
mejorar la disponibilidad y el uso de la evidencia científica para fundamentar la política y los programas.

Este plan se elaboró a través de consultas amplias que incluyeron a aproximadamente 100 expertos que representaban a los gobiernos de los países miembros de la OPS, organizaciones de la sociedad civil, movimientos de mujeres, instituciones académicas, organismos multilaterales y de las Naciones Unidas, para poner de relieve y catalizar las actividades encaminadas a abordar la violencia contra la mujer. Se fundamenta en un cúmulo cada vez mayor de pruebas científicas recabadas en las últimas décadas por la OPS/OMS, otros organismos del sistema de las Naciones Unidas, así como organizaciones académicas y de investigación.

##

El Consejo Directivo de la OPS reúne a los ministros de Salud y a los delegados de alto nivel de los países miembros de la OPS/OMS en Washington, D.C., Estados Unidos, con el fin de debatir y analizar políticas de salud, y fijar las prioridades de los programas de cooperación técnica de la OPS, y la colaboración en salud pública a nivel regional.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y la calidad de la vida de su población. Fundada en 1902, es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Actúa como la oficina regional para las Américas de la OMS y es la agencia especializada en salud del sistema interamericano.

ENLACES:

Consejo Directivo 54º de la OPS: http://www.paho.org/cd54
Documentos del Consejo Directivo 54º de la OPS: http://bit.ly/1NHxyMk
Cuerpos Directivos de la OPS: http://bit.ly/1mulTpv

Latinoamérica se posiciona al lado de Europa en niveles de penetración más altos de banda ancha móvil con 59%

17 Nov

Gedeón revela teledensidad de celulares alcanza

108.5% en región de Las Américas y el Caribe

 

  • Afirma que después de Europa con 64%, la región tiene los niveles

de penetración más altos de banda ancha móvil con 59%

 

WASHINGTON.-El presidente del Consejo Directivo Permanente de la Comisión Interamericana de Telecomunicaciones (COM/CITEL), Gedeón Santos, destacó aquí el gran avance de los países de las Américas en el sector telecomunicaciones y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), y resaltó que, en el año 2005 la región tenía “una penetración móvil de 52.1 celulares por cada 100 habitantes mientras que en el 2014 se tiene 108.5, prácticamente se ha más que duplicado la teledensidad móvil”.

Destacó igualmente, que de acuerdo a las estadísticas recientes de la UIT, después de Europa (64%) la región de las Américas “tiene los niveles de penetración más altos de banda ancha móvil (59%)”.

Santos, también presidente del Consejo Directivo del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (Indotel), hizo el señalamiento al intervenir en la Cuarta Conferencia Anual sobre Gestión de Espectro, que se celebró en la capital norteamericana.

Dijo que la región contará con más de quinientos millones de suscripciones de banda ancha móvil a finales de 2014, y la tasa de crecimiento se mantendrá por encima del 15%.

“A nivel mundial, -subrayó Gedeón Santos- el número de suscripciones de telefonía celular ya se está acercando al número de personas en la tierra y se espera que para finales del 2014, las suscripciones móviles llegarán a casi 7 mil millones, de las cuales aproximadamente mil millones de líneas móviles son de la región de las Américas”.

Indicó que la región “tiene un poco más de 500 millones de personas que usan internet, lo que representa una tasa de penetración del 65%, y se estima que a finales de 2014, cerca de dos de cada tres personas va a utilizar el Internet, con la segunda tasa más alta de penetración después de Europa”.

Santos deploró, sin embargo, que estos promedios no reflejen las desigualdades entre los países miembros, ni las existentes entre sectores sociales y regiones geográficas dentro de cada uno de nuestros países en materia de conectividad.

“Existen aún disparidades muy pronunciadas en la Región. Se hace necesario prestar atención, a América Latina y el Caribe, donde aún existen marcadas brechas en materia del uso de las TIC”, enfatizó el presidente del Indotel.

Explicó que un grupo importante de países necesita acelerar  los planes y políticas de conectividad e inclusión social digital, mediante alianzas estratégicas con el sector gubernamental y el  sector privado.

Señaló que la CITEL –de la que es presidente de su Consejo Directivo Permanente- tiene entre sus objetivos el reducir esas disparidades.

Región demanda más espectro

Estableció que al ritmo que va creciendo la demanda de servicios, la mayoría de los países de las Américas estará muy por debajo de la recomendación que hizo la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), que estimaba que para el 2020 se requerirían en la región, por lo menos 1,280 MHz de espectro para mercados de baja intensidad y hasta 1,720 MHz de espectro para mercados de alta intensidad.

Santos dijo que no obstante la recomendación de la UIT, “desde CITEL advertimos que al ritmo que va la región, la mayoría de nuestros países estará muy por debajo de esa recomendación, lo que representa quizás el mayor reto para nuestros Estados en materia de espectro en los años por venir”.

Sostuvo que “la heterogeneidad socioeconómica y de tamaño de los países que conforman la región, dificulta la toma de decisiones en cuanto a la atribución de frecuencias para los servicios móviles de nueva generación”.

Apuntó que, sin embargo, a través de la OEA/CITEL se está “propiciando el desarrollo de recomendaciones y mejores prácticas y principios que permitan el cumplimiento de nuestras metas como región que busca la integración plena de sus ciudadanos al mundo del conocimiento y la información”.

Indicó que esta institución conseguirá “un acceso asequible a la banda ancha para los habitantes del hemisferio para reducir la brecha digital entre los países, y favorecer el crecimiento económico y social, especialmente en los países en vía  de desarrollo”.

El licenciado Santos significó que se vuelve imperativa la “administración justa y eficiente” del espectro radioeléctrico, un bien del patrimonio público que se vuelve tan crítico puesto bajo tutela de los Estados.

Países enfrenta retos en administración espectro

Precisó que los países de la región enfrentan dos principales retos como administradores del espectro, en primer lugar, la utilización del espectro para hacer disponible en todas nuestras geografías y para todas las personas la cobertura de los servicios de telecomunicaciones que estos demandan.

“El segundo reto al que nos enfrentamos –precisó Santos- “es a la habilitación del espectro requerido para contar con redes con suficiente capacidad para encaminarnos al futuro que tenemos frente a nosotros; un futuro con una sociedad híper-conectada, en cualquier lugar, en cualquier momento y con cualquier dispositivo”.

Agregó que la región tiene además que habilitar espectro para “un futuro del Internet de las cosas, convergencia de servicios, comunicación de máquina-a-máquina, computación en nube y de grandes bases de datos”.

Consideró que “el aumento en el tráfico de comunicaciones de banda ancha, presiona la capacidad de las redes y obliga a la adopción de los mejores estándares tecnológicos, a la modernización y ampliación de la infraestructura disponible”.

Dijo que también presiona al “establecimiento de los modelos que respondan a las condiciones de cada país, especialmente en la atribución de espectro a servicios, en particular para aquellos servicios que resulten más aptos para la trasmisión de datos a mayor velocidad y menor costo”.

“En la OEA y en particular en la CITEL creemos que una economía moderna no puede competir o participar en los mercados globales sin acceso a redes de información avanzadas, seguras y efectivas”, expresó el presidente de la CITEL.

Agregó que:

“Y más aún, una sociedad no puede desarrollarse si dicho acceso no se provee de forma inclusiva, garantizando universalidad de las telecomunicaciones/TIC”.

Además del licenciado Santos, en la conferencia sobre espectro expusieron Gabriel Contreras, presidente del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), de México; Daniel Duguay, Director General de Ingeniería, Planificación y Standars de la Rama de la Industria de Canadá; Gary Epstein, Jefe de Subasta  e Incentivo Task Force (FCC);  Julius Knapp, Director de Ingeniería y Tecnología de FCC; Chris Pearson, Presidente de 4G Americas; Chalas Rath, Vice Presidente de Desarrollo de Políticas de Wireless Verizon Wireless;  y Gerrey Oberst, Vice Presidente Senior de la Global de Regulación y Estrategia Gubernamental (SES).

También, Paige Atkins, Administrador Adjunto Asociado para la Planificación del Espectro y Políticas, de la Oficina de Gestión del Espectro, de la NTIA; Christopher Guttman-McCabe, vicepresidente ejecutivo CTIA; Rick Kaplan, vicepresidente ejecutivo Asociación Nacional de Planeamiento Estratégico de Broadcasters; Scott Blake Harris, del Comité Asesor de la Presidencia de la FCC para la CMR-15; Veena Rawat, asesora de Tercera Spectrum  de la GSMA; Alexandre Jobim, presidente de la Asociación Internacional de Radiodifusión, y Clovis Baptista, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Telecomunicación (CITEL).EXP

A %d blogueros les gusta esto: