Archivo | Negocio de combustibles RSS feed for this section

Gobierno dominicano comienza la venta de combustibles menos contaminantes en el mercado

2 Oct

GASOIL ÓPTIMO SUSTITUIRÀ AL GASOIL PREMIUM A PARTIR DEL PRÒXIMO 3 DE OCTUBRE 2015

Contribuirá a mejorar la calidad del gasoil que se comercializa

Un aviso del Ministerio de Industria y Comercio de la República Dominicana indica que el Gobierno inició el propósito de promover la venta de combustibles más amigables al ambiente. En el caso anunció que el gasoil tipo “premium” será sustituido por el “óptimo”, desde la primera semana del este mes de octubre.

Venta combustibles

Venta combustibles

El Ministerio de Industria y Comercio (MIC), informó a la ciudadania sobre la eliminación de la comercialización al público en general del Gasoil Premium, el cual será sustituido por el denominado Òptimo, cuyo contenido de azufre es mucho menor al del primero y hoy en dia presentan cotizaciones similares en el mercado internacional.

Con esta decisión, el Gobierno cumple con la meta de promover el consumo de combustibles menos contaminantes y que superen los requerimientos y exigencias de las nuevas tecnologías aplicadas a los vehículos modernos, garantizando a los consumidores de estos productos una eficiente operación y rendimiento y aumentando significativamente su vida útil, consolidando de esta manera el consumo del gasoil òptimo como una alternativa más amigable con el medio ambiente.

Esta decisión contribuirá con las posibilidades de la República Dominicana de cumplir con los compromisos derivados de diferentes convenciones internacionales, tales como la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Protocolo de Kyoto, donde el país se compromete a realizar acciones que reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero, que contribuyan al calentamiento global y afecten la capa de ozono.

La adopción de la Res. 132-2015 que elimina el uso del Gasoil Premium ha sido posible gracias a la mesa de discusión creada para estos fines y que contó con la participación de Asociación de Concesionarios de Fabricantes de Vehículos, Inc. (ACOFAVE) y de diferentes distribuidores e importadores de vehículos, así como los representates del sector comercializador de combustibles quienes conjuntamente con técnicos del Instituto Dominicano de Calidad (INDOCAL) conformaron el Comité Técnico de Trabajo de Productos Derivados del Petróleos, a los fines de formular la Norma Técnica que establece las especificaciones del gasoil òptimo con un contenido de azufre que no excederá los 15 ppm en masa, la cual fue aprobada por la Comisión Nacional de Normas Técnicas Dominicanas, como NORDOM No. 415, Tercera Revisión.

El tipo de combustible Gasoil Optimo presenta una mayor calidad y eficiencia en el sistema de combustión de vehículos de motor, reduciendo eficazmente las emisiones contaminantes del medio ambiente, y que a su vez puedan afectar la operación òptima de los mismos.

Finalmente, cabe destacar, que debido a la reducción que han presentado los precios FOB del gasoil óptimo (Ultra Low Sulfur) y las exigencias de menores contenidos de azufre por regulaciones ambientales internacionales, la eliminación del gasoil premiun por el óptimo no implicará modificación de los parámetros de costos utilizados para determinar el precio de venta al público.

CLAE y Julio Santana debaten reglas al GLP

31 Jul
El ingeniero Juan Ignacio Espaillat, pasado presidente de la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (ANADEGAS) y actual presidente  para la República Dominicana de la Comisión Latino Americana de Empresarios de Combustible  (CLAEC) debate con el doctor Julio Santana, pasado presidente de la Dirección General de Normas acerca de la propuesta de Santana de se debe unificar una medida para pesar el GLP que se le despacha a los usuarios.
Publicamos íntegras copias de las cartas que ambos personajes se intercambiaron alrededor del tema y que nos enviara el ingeniero Espaillat, con la idea de edificar a los lectores:



Ing. Juan Ignacio Espaillat

Respuesta al Propuestro Reglamento del GLP y cuestionamiento a Proconsumidor.





BORRADOR DEL ARTICULO DE SANTANA

El 26/07/2012 3:12, julio santana escribió:

Estimados amigos:

Este artículo se publicará el viernes pero quise compartirlo con ustedes antes. Gracias, Julio Santana.


DEL REGLAMENTO DEL GLP Y OTRAS COSAS Por Julio SantanaLas denuncias de Pro-Consumidor, en su rol de institución estatal vigilante del mercado y de defensora de los derechos de los consumidores y usuarios, se han hecho tan recurrentes que pareciera que su directora está empeñada sinceramente en salvar a los consumidores de casi cincuenta años de controles gubernamentales ineficaces y escasamente transparentes.  Sin embargo, esas intenciones tendrán, al final de cuentas, pocos impactos positivos para la sociedad. Esto, sin que se entienda que trato de deslucir su rol y esfuerzos.Hace algún tiempo la señora directora de esa institución se opuso a un reglamento técnico avanzado desde la Dirección de la Digenor enfocado al establecimiento de reglas claras en torno a los controles metrológicos durante el despacho de ese importante combustible. Se convocó diligentemente a todos los sectores interesados, sin excluir, obviamente, a Pro-Consumidor. Sin embargo, en ese momento, la señora aseguró que el proyecto de reglamento reflejaba unilateralmente los intereses de los gaseros e hizo serias insinuaciones sobre un alegado parcialismo del suscrito.  El reglamento, como un documento “a  la medida de los gaseros”, tomaba en cuenta la mezcla real del gas, la mezcla de recepción en puerto.  Parecía y es contraproducente partir de la mezcla imaginaria, avanzada por la directora y sus técnicos, de 70/30 para la fijación de las tolerancias.  Hicimos venir de Cuba a un experto pero, ante una buena espartana, de poco sirvieron sus acreditados conocimientos. Se engavetó la cuestión y Pro-Consumidor siguió sus inspecciones en el mercado de gases licuados de petróleo, acompañada de la Digenor, sin reglas de juego de metrología legal concretas.  Los cierres actuales no deberían prosperar en ningún tribunal por dos sencillas razones: primero, no existe un reglamento de verificación metrológica formalmente aprobado por la autoridad y, segundo, Digenor ni Pro-consumidor disponen de patrones de trabajo trazables para cumplir con la tarea de la verificación asegurando la máxima exactitud requerida para el caso, lo cual se lograría con la disponibilidad y custodia de patrones de medición de la mayor exactitud nacional. Además, no corresponde a Pro-Consumidor la realización de actividades de verificación (metrología legal), en el sentido estricto que a ese término le da la Organización Internacional de la Metrología Legal (OIML).Ante tantas resistencias y planteamientos inverosímiles, se propuso la compra de medidores de prueba del tipo Coriolis, disponibles en el mercado norteamericano, los cuales tienen la gran ventaja de ofrecer información instantánea en una sola lectura sobre peso, volumen y densidad (la exactitud típica de estos medidores está entre un +0,20% a +0,40% del valor máximo del flujo de diseño: hasta ahora insuperablemente elevada). Como son lineales, no tienen que ser ajustados para variaciones en las propiedades de los gases o los líquidos y, al mismo tiempo, eliminan la necesidad de compensar por cambios en la presión y la temperatura.  La gran desventaja de esta iniciativa era que provenía de la Digenor, es decir, de los gaseros. Por tanto, no se le puso mucho caso y la señora se enfocó en hacer valer “su autoridad” en los asuntos estatales de la metrología, claro, “a su modo”. Mediante un “arreglo político”, motivado también por otro reglamento y la intención explícita de crear barreras de acceso a productos extranjeros al mercado local, se movió al director de la Digenor de su puesto.

Ahora se anuncia la paralización del sector del GLP porque aparentemente se excluyó de la agenda de la Comisión de Normas y Sistemas de Calidad el tema y porque debemos respetar el punto de vista de la señora de que los cálculos deben hacerse partiendo de la mezcla 70/30.  También porque el gas “debe ser pesado en libras”.  Primero, en la realidad, la mezcla 70/30 nunca llega a los distribuidores. Tampoco se puede hallar un promedio anual -en puerto- en los embarques del producto que se aproxime  a esa mezcla. Segundo, con la tecnología disponible en el mercado (Emerson es buen oferente), no hace falta pesar el gas mediante el tedioso y viejo procedimiento convencional. Aunque sea por el hecho de que no tenemos patrones nacionales trazables que aseguren una verificación correcta ni mucho menos una calibración periódica adecuada de los equipos de medición a ser utilizados (balanzas).  Además, ya se emitió una resolución sobre el asunto y nunca fue aplicada de forma abarcante y la realidad es que los usuarios del servicio no se dieron por enterados.La iniciativa del Ministro del MIC, Manuel García Arévalo, de intervenir y buscar una solución mediante el diálogo es loable.  Sin embargo, mi experiencia me indica que la señora detesta los consensos sectoriales porque para ella se reducen a componendas entre stakeholders. Sin dudas, los reglamentos deben demostrar que se está ante la defensa un objetivo legítimo del Estado, en este caso proteger a los usuarios del gas de prácticas engañosas. En este sentido, materia de mediciones, sobra toda demostración: es absolutamente legítimo que los consumidores y usuarios hagan valer sus razonamientos y que se aplique un reglamento donde efectivamente sus intereses se vean reflejados. Pero mal haríamos en desconocer los razonamientos técnicos, los valores de mezcla que prevalecen como promedio en las importaciones, las prácticas de otros países y las fronteras de las propias competencias institucionales. Tampoco es bueno olvidar que vivimos en una sociedad con normas pero sin ellas, que existe una cultura generalizada del incumplimiento y que, en esta situación tan indeseable, más que el palo, vale más la claridad del procedimiento y el entendimiento del beneficio que deriva del hecho de cumplir con los mandatos de las leyes. Las posturas enérgicas son válidas si están sustentadas en hechos, en el conocimiento científico y técnico, en la transparencia y la participación más amplia.  Así, para hablar de costos del pollo no podemos dejar fuera a quienes lo producen y distribuyen; para hablar de salamis no podemos generalizar sin mencionar una sola marca y sin decir cómo se hizo el muestreo, en cuáles laboratorios acreditados del país se realizaron los análisis, sobre la base de qué método de ensayo se obtuvieron los resultados y cuáles fueron los representantes técnicos de las instituciones que tienen vela en el asunto que participaron en la “investigación”. Lo mismo, para hablar de GLP debemos mostrar hechos y referencias técnicas creíbles.  Debemos escucharnos: “Lo más importante es que privilegiemos el diálogo para buscar soluciones razonables…”, dijo García Arévalo.  La autoridad competente, en materia reglamentaria (Digenor), tendrá la última palabra, y si esa institución no tiene capacidad técnica para decir la última palabra, que contrate entonces a un experto que no sea amigo de los gaseros. Santo Domingo 25 de julio de 2012.


UN ENFOQUE


El 26 de julio de 2012 04:56, Félix Gutiérrez <felixgh@gmail.com> escribió:

Querido Julio!

A pesar de nuestras discrepancias en algunas materias, he de reconocer que el artículo es excelente.

Pro-Consumidor debería evolucionar irremediablemente hacia un organismo cuya dedicación exclusiva sea la vigilancia del mercado. Debe dejar de asumir tareas que no le corresponden y abstenerse de crear barreras a la formulación de normas, reglamentos o disposiciones que faciliten el libre comercio.

Creo que la falta de equipos metrológicos fiables y calibres trazables es una carencia que debe resolverse con la máxima urgencia. ¿No hay ningún proyecto a la vista que permita su adquisición?…

Cordiales saludos.


Eng. Félix Gutiérrez Hornes
Int’l Tech Ass
Makalali Game Reserve
Hoedspruit, Limpopo, South Africa






DE JUAN IGNACIO A SANTANA


Distinguido
Dr. Julio Santana.
En mi respuesta a Eng. Félix Gutiérrez Hornes sobre su artículo que usted escribiera el día 26/7/12 sobre el cual exprese mi criterio libre de ataduras y sin tomar en cuenta los intereses de nadie, solo del consumidor, considero tener la prerrogativa y el derecho que me asiste de opinar, derecho que practico sin dañar reputación.
Su anuncio de que sería publicado al día siguiente, cosa que se materializo el lunes 30/7/12 en pagina completa en los diarios de circulación nacional y ver la interpretación, de acuerdo a mi punto de vista, que le da al tema que conduce a disminuir una institución que legalmente fue creada por el Estado Dominicano y que es de las pocas que hace esfuerzo para hacer su trabajo (aunque con sus debilidades), considere que no es correcto permanecer callado ya que el que calla otorga y esa no es mi formación.
Lamento que usted se sacrificara ocupando un puesto en el Estado que lo llevo a salir con deudas, sin vehiculo adecuado y sin vivienda ya que todo servidor público tiene derecho, con sus entradas, a procurar las comodines que pueda alcanzar.
Lo publicado en los periódicos por usted de seguro que lo ha colocada en una situación de mayor apriete económico por lo costoso que esas paginas completas cuestan.
Le aclaro este punto ya que le ha apoyado desde el primer día que le conocí por el origen de que provenido y luego por el trabajo que realizo frente a Digenor, lamentablemente debo decirle que en esta oportunidad no comparto sus críticas a Pro Consumidor y sus alegatos técnicos y mucho menos la justificación de operar un mercado de combustible sobre el tema que se ha planteado escribir.
El tener diferencia no implica que renuncio a su amistad, por el contrario es una oportunidad de identificar la verdad y ayudar a ampliar nuestra identidad con su persona.
Sobre su iniciativa de incluir en el debate otros combustibles lo creo legitimo y me interesa que transparentemos en leyes desde la exploración petrolera hasta el uso de la energías alternativas para mejorar nuestra matriz energética a favor de la producción nacional, de forma que eliminemos a los que actúan de forma parasita en un bien tan importante como es la energía.
Le recuerdo que tengo dos años y 8 meses que salí de la presidencia de Anadegas y  que mis posiciones sobre estos temas me motiva los treinta y un año impartiendo docencia en la universidad sobre el tema, unido a los diez años de formación, cinco en el IPL como Perito Industrial y cinco en la UASDcomo Ingeniero Electromecánico, con la formación salesiana de unos estudios básicas que me formaron para que luego no se me acuse de que el que calla otorga.
Hay tantos manejos en los medios de comunicación, no por ellos mismos si no por los que manejan sus intereses a aprovechando la influencia de estos, que hoy nuestra sociedad esta alineada de forma tal que no identifica ni lo que le hace daño. Por esa realidad defiendo la inversión en educación como el barco busca el faro para llegar a puerto seguro. Me dirás que para eso existe el GPS y yo te contestaré que lo básico nunca será eliminado en el desarrollo de la tecnología, que uno y otra se complementara para bienestar de la sociedad.
Sin querer dar “clases” pero cuando se habla de peso también se habla de masa (kgm) a partir de la densidad, esta última ligada a la temperatura, por lo el uso de nuevos equipos es sumatoria a los elementos básicos no es contradictorio. Lo que si es limitante el complicar las cosas con equipos de un avance tecnológico que terminan siendo una barrera en contra de los consumidor.
La práctica de cientos y cientos de comerciante de glp (algunos también participan en los combustibles líquidos a los cuales deje de comprarle por que sus despachos siempre no lograban llegar a la chapa de los depósitos calibrados de mis camiones), los cuales desde el mismo Digenor y ahora desde Proconsumidor han resultado señalados que entregan menos producto del que el cliente compra, resultará una oportunidad para ellos el implementar equipos tecnológicamente mas complicados que usar el sistema de peso masa en la entrega del combustible. Hay que aclarar que existen empresarios de ese renglón que son justos y honestos, aun que el origen del producto no cumple con los requerimientos establecidos en las Normadom de Digenor.
Creo que a Digenor se le debe proveer de un laboratorio que permita identificar las característica de todos los combustibles que se importan o se producen en el país de forma el consumidor no resulte dañado, también debe ser suplido de equipos metrológicos avanzados para que sea quien de las certificaciones de acuerdo a ley.
Dejo en sus manos si desea profundizar sobre el tema. Yo estoy presto a defender las mejores causas de mi gente y la patria, en especial al consumidor.
Ing.  Juan Ignacio Espaillat Taveras.
Presidente para la República Dominicanade la
Comisión Latino Americana de Empresarios de Combustible  (CLAEC).
C/C Al Instituto de Energía de la UASD.
Dr. Julio Santana

RV: SOBRE REGLAMENTO GLP
Enviado desde mi móvil BlackBerry Orange.
From: julio santana <santju2006@yahoo.com.ar>
Date: Mon, 30 Jul 2012 19:38:24 -0700 (PDT)
To: Petroleos Nacionales C x A<presidencia@petronan.com>
Estimado Juan Ignacio:
Tus plantamientos me parecen desatinados y evidencian un desconocimiento total del principio de Coriolis.  Por lo demás no estoy proponiendo que el gas no se pese, estoy diciendo que la forma convencional de hacerlo puede ser sustituida por una tecnología que involucra masa, densidad y temperatura en una sola lectura.  No creo que seas tú la persona indicada para insinuar que yo mantengo una posición  con el interés de preservar el status quo de privilegios de los gaseros.  No tengo inversión en GLP ni en ningún otro negocio y los gaseros no me pagan un centavo por mis artículos. Estuve siete años en Digenor y salí con una deuda a un banco de dos millones de pesos, vivo en casa alquilada y tengo un jeep del año 2006. Obviamente, pude salir mejor parado económicamente.  Sin embargo, haber salido endeudado me permite ahora hablar con la suficiente energía y claridad sin esperar con temor los reproches o  los cuestionamientos públicos.
 A ustedes no le conviene que se incorpore el uso de equipos para inspección de última tecnología porque entonces descubriríamos muchas anomalías en las gasolinas que venden (premium por regular, regular por premium, la fábula dominicana del octanaje en las gasolinas, estafas en la venta de las cantidades por falta de un servicio de metrología eficaz y moderno, trampas de todo tipo en los dispensadores, inexistencia de patrones trazables al sistema internacional por lo que la metrología legal carece de toda validez como medio para garantizar los derechos de los consumidores y usuarios).  ¿Por que no dice, como lo decía yo por los medios de comunicación, que lo que hacen los técnicos de la Digenorno sirve lamentablemente para nada hasta tanto no se compren los patrones másicos y otros trazables a patrones nacionales, los de mayor exactitud?  Esas labores de “verificación” no sirven para nada, ni para el GLP ni para las gasolinas, es simplemente una forma de mantener ahí a unos empleados cuya mayoría no sabe calcular la incertidumbre de una medición.
Agradezco tus clases sobre lo que es o no es un gas, pero búscame una definición de GLP que no diga que son combustibles cuyas siglas proceden de la definición “Gases Licuados del Petróleo” que, por tanto, es una definición muy genérica y que engloba tanto al propano como al butano. Otra cosa es que estos gases sean facilmente licuables aplicando una presión de unas 2,2 y 8 atmósferas respectivamente.  Creo que lo que menos debe llamar la atención en mi artículo es el tema de la definición del GLP.  Tenemos cuestiones más importantes: ¿Para qué usar balanzas de pesaje en las envasadoras cuando nadie puede garantizar que van a funcionar correctamente gracias a su examen periódico por la autoridad competente?  ¿Cómo puede hacer su trabajo la autoridad competente en este ámbito (y en el de las gasolinas) si no dispone de patrones de trabajo trazables al sistema internacional mediante el establecimiento de una jerarquía de calibraciones que supone la existencia de patrones secundarios y nacionales con exactitudes dadas y trazables?  Esto es lo fundamental de mi artículo, no la cuestión de conceptualización del GLP.
Te prometo comentar lo que comentes en este sentido. Lo haré con datos inéditos sobre la calidad de las gasolinas que se venden en República Dominicana.  También demostraré el fiasco que es la verificación de vuestros dispensadores y por qué yo estuve clamando inutilmente durante siete años para que se ayudara la institución con la compra de los patrones de trabajo y nacionales.  Si lo que quieres es que incluyamos el tema de las gasolinas en el debate, yo estoy preparado para ello, con todas las buenas intenciones del mundo.  No como  un sindicalista ni como propietario, sino como el técnico al que descalificas.  Pero no es verdad que te dejaré hablar de GLP sin que toques el tema de las gasolinas. Sígueme en el Nuevo Diario.Lo malo es que los periódicos no permiten un debate de altura porque nadie va a entender ni a nadie le interesa este tipo de debate.  Creo que el trato que te dí desde la DIGENOR, siempre respetuoso de tus puntos de vista, no me hacen merecedor de opiniones tan ligeras, infames y descalificantes.  Y no me digas ahora que eres defensor de los usuarios del servicio del GLP y las gasolinas.
Recuerda que yo era el mejor técnico del mundo cuando accedí al análisis de la posibilidad de vender GLP en las estaciones de tu gremio y cuando yo mismo redacté un borrador de reglamento a esos fines.
Saludos,
Dr. Julio Santana
DE JUAN IGNACIO A FELIX GUTIERREZ
De: Petroleos Nacionales C x A <presidencia@petronan.com>
Para: Félix Gutiérrez <felixgh@gmail.com>
CC: julio santana <santju2006@yahoo.com.ar>;
Enviado: martes, 31 de julio de 2012 14:22
Asunto: Re: SOBRE REGLAMENTO GLP
Felix, no coincido con el artículo de Julio Santana.
El mismo se aleja de los criterios científicos y es contrario al orden del mercado de combustible.
Si fuéramos a tratar al GLP como un gas tendríamos que evaluarlo por su capacidad calorífica, se vendería por la cantidad de BTU que el cliente compre.
Como es líquido saturado a presión constante, entonces hay que manejar la densidad como elemento fundamental siendo el peso la forma de medirlo. Esto es mucho mas necesario ya que el diferencial de temperatura afecta de manera determinante el producto a transferir al cliente.
El mercado que tenemos es de un  producto que no cumple con la condición de un líquido saturado a presión constante, por lo que la posición de Julio Santana no tiene ningún asidero técnico científico y solo se procura mantener el manejo de comercio que hoy se quiere imponer en contra de los consumidores.
Creo que este tema debe ser manejado con el respeto que merece los consumidores dominicanos.
Ing. Juan Ignacio Espaillat.
A %d blogueros les gusta esto: