Investigador revela idea de un nuevo mabí surge de un mordisco que dio a un palo del bejuco

9 Nov

Aybar afirma mabí de Bejuco de Indio se podrá producir en cualquier parte del mundo sin usar el palo

Bejuco de Indio.

 

El investigador sostuvo que a diferencia del mabí producido por la fermentación del palo de Bejuco de Indio, en este nuevo proceso se evita que algunos hongos y bacterias que producen toxinas sean parte del producto final, garantizando su salubridad y calidad. “Cuando tú haces ese desarrollo puedes controlar a la perfección tu proceso de fermentación…pones un microorganismo de manera controlada a fermentar y no va a haber microtoxinas, ni toxinas bacterianas, porque cuando se pone el palo a fermentar entran en competencia cinco levaduras, algunos hongos y como tres o cuatro bacterias; todo eso puede producir toxinas que, aunque los microorganismos mueran, quedan las toxinas que pueden hacer daños”, significó el empresario e investigador Aybar.

Por Emiliano Reyes Espejo

SANTO DOMINGO.-La producción de mabí mediante una tecnología usada para fermentar microorganismos aislados del  Bejuco de Indio,  permitirá  elaborar esta bebida refrescante en cualquier parte del mundo, incluso en Rusia, sin necesidad de utilizar el palo, evitando así la depredación y sobrecosecha  de esta planta en la República Dominicana.
El señalamiento lo hizo el empresario e investigador, licenciado César Aybar, quien dijo que con el aislamiento por investigadores dominicanos del microorganismo que produce el sabor y la efervescencia característica  del mabí, se evitará que la planta del Bejuco de Indio sea depredada para uso en la producción de esta bebida, ya que según afirmó, no habrá necesidad de fermentar en toneles el palo del bejuco  como se hace tradicionalmente.
Aybar, presidente de la empresa Nikay Bio Proceso que opera en San Cristóbal y que  lanzó al mercado nacional e internacional el novedoso mabí “Bejuking”, dijo que le surgió la idea de producir esta bebida a raíz de un mordisco que dio a un palo seco de Bejuco de Indio, al cual dijo le sintió un sabor característico del árbol de cuaba.
“Un día cogí el palo y lo mordí a ver si sabía a mabí; yo soy investigador, me formé en la universidad estatal de Moscú, Lomonosov, la mejor y la más reconocida de Rusia”, expresó Aybar, y a seguidas agregó:
“Entonces –como me había formado como investigador  pensé que debía haber  algún microorganismo que vive ahí por su propia naturaleza, en la flor microbiana de ese palo, que debe ser responsable de ese sabor tan característico del mabí”, indicó.
Explicó que basado en esa experiencia del mordisco al palo de Bejuco de Indio diseñó “un proyecto para aislar ese microorganismo y probarlo con fermentación”.  “Para el 2003 ya yo tenía la idea, pero no tenía un centavo”, apuntó el investigador y empresario, quien dijo que entonces acudió al Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) que había iniciado un programa de financiamiento de este tipo de iniciativas y allí consiguió unos 375 mil pesos que, aunque no era suficiente, le permitió comenzar el proyecto.
Significó que en esa etapa, en el 2005 fue llamado por la doctora Bernarda Castillo para laborar en el Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI), donde completó las investigaciones que culminaron con el aislamiento del microorganismo del palo de Bejuco de Indio que ha dado lugar al nuevo producto comercialmente llamado Bejuking.
“Ahora tenemos un mabí que lo podemos producir hasta en Rusia si se quiere porque no hay que llevar palo (de Bejuco de Indio), ni hay que depredar nada”,  expresó Aybar al ser entrevistado en el programa “Y…entonces” que produce la doctora Taína Gautreaux  por CDN Canal 37.
Mabí seybano
Aybar relató que en el IIBI encontró las instalaciones, los equipos y  a la excelente microbióloga Virginia Rojas Alou con la cual terminó después de dos años la parte microbiológica que consideró bien difícil, mientras que en otros dos años se realizaron todas las pruebas industriales en la empresa Nikay Bio Proceso.
Precisó que finalmente después de unos ocho años de investigación, desarrollo e Innovación (I+D+I) se ha logrado  un producto al cual los estudios cromatográficos permiten afirmar que tienen las mismas características, o sea, que son iguales tanto el mabí producido por fermentación del palo de Bejuco de Indio  como el obtenido mediante el aislamiento del microorganismo.
El investigador sostuvo que a diferencia del mabí producido por la fermentación del palo de Bejuco de Indio, en este nuevo proceso se evita que algunos hongos y bacterias que producen toxinas sean parte del producto final, garantizando su salubridad y calidad.
“Cuando tú haces ese desarrollo puedes controlar a la perfección tu proceso de fermentación…pones un microorganismo de manera controlada a fermentar y no va a haber microtoxinas, ni toxinas bacterianas, porque cuando se pone el palo a fermentar entran en competencia cinco levaduras, algunos hongos y como tres o cuatro bacterias; todo eso puede producir toxinas que, aunque los microorganismos mueran, quedan las toxinas que pueden hacer daños”, significó el empresario e investigador Aybar.
Apuntó que, además, cuando no se controla bien la fermentación del palo de Bejuco de Indio se produce con tantos microorganismos allí, una molécula orgánica que “provoca daños al hígado, al riñón y al sistema nervioso central”. 
Sobre Nikaybioproceso
Por otra parte, el licenciado Aybar reveló que el  origen de la idea de la empresa Nikay Bio Proceso tuvo lugar en el balcón de la casa donde él y su esposa Ekaterina Nikitenko, de nacionalidad rusa, comenzaron a elaborar productos de limpieza y desinfectantes que comercializaban “en el cochecito de una de mis hijas” yendo casa por casa.
En razón de que su formación académico-científica era en química con estudios en bioprocesos  aplicados en alimentos ,  su objetivo era establecer una industria, pero como eso no es fácil se empleó en el desaparecido Instituto Dominicano de Tecnología Industrial (INDOTEC),  que ahora se transformó en Instituto de  Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI), donde  laboró hasta hace poco.
En sus inicios y antes de transformarse en Nikay Bio Proceso, se concretizo una alianza estratégica con el empresario Ignacio Méndez y luego con un comerciante puertorriqueño, desarrollando en el transcurso de esa evolución  concentrados para hacer bebidas refrescantes (naranja, fruit punch, manzana y pera), jengibre líquido, jarabes, mieles exóticas o mezcladas con sábila, limón, chinola, canela, almendra, naranja, con coco y jengibre, así como la vainilla negra y blanca, pero sin cumarina.
La línea de productos de Nikay Bio Proceso se exporta básicamente a los mercados de Puerto Rico, Nueva York, Miami y otras plazas de Estados Unidos, así como en Haití mientras se hacen los arreglos para venderlos en otras naciones, como Colombia, Taiwán y Japón.
Aybar destacó que las mieles exóticas y el mabí Bejuking se comenzaron a comercializar en el país a través de la red de supermercados de Centro Cuesta Nacional (CCN) y las tiendas Jumbo.
“Ya usted no tiene que agarrar y partir sábilas y mezclarlas con la miel para atacar un proceso gripal, solo tiene que ir al supermercado y comprar una miel con sábila garantizada, miel pura mezclada con sábila, pero sin ningún adictivo”, subrayó el empresario.
Significó asimismo que la miel mezclada por Nikay Bio Proceso se comercializa en Estados Unidos luego de pasar un proceso de evaluación de la Food and Drug Administration (FDA) de ese país.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: